Seguir a @difusionlibre

¿Por qué algunas personas fingen el orgasmo?

Descubre porqué mujeres y hombres confiesan haber fingido un orgasmo y conoce la perspectiva de la psicología al respecto. 

Aunque la idea de que las mujeres fingen el orgasmo es parte del imaginario popular, lo cierto es que muchas mujeres lo hacen. ¿Por qué será? La mayoría de las mujeres han fingido un orgasmo alguna vez. Lo sorprendente es que algunos hombres también lo han hecho. Según una encuesta de la Universidad de Kansas, 1/4 de los hombres  admitieron haber fingido un orgasmo.

Los motivos

Los encuestados admitieron que fingían para finalizar la sesión, por pérdida de interés o por falta de energía. Incluso ambos sexos admitieron haber fingido para proteger los sentimientos de su pareja. Recientes investigaciones indicaron que las mujeres fingen más cuando sienten que sus parejas están pensando en dejar la relación. Por otra parte, el hombre suele fingir el orgasmo para que su masculinidad no sea puesta en duda, aunque no esté interesado en el sexo.

¿Cómo se finge un orgasmo? 

Tanto hombres como mujeres declararon que intentaron poner en práctica vocalizaciones, cambios en la respiración, un ritmo más rápido y fuerte, y luego la simulación del cansancio.

Vale decir que para una mujer es más fácil fingir un orgasmo dado que la lubricación vaginal, por ejemplo, puede estar presente por medios artificiales como el uso de aceite. Incluso algunos investigadores aseguran que la lubricación vaginal no siempre indica excitación dado que la vagina se lubrica por una variedad de razones. Por eso las mujeres también suelen recurrir más al uso de gemidos y vocalizaciones.

Las normas del sexo

El hombre y la mujer piensan en el orgasmo como en el cierre del sexo, algo así como el desenlace de un cuento que comienza con una introducción y un nudo. Pensándolo de este modo, quién finge un orgasmo está respondiendo a una estructura aprendida respecto del sexo: aquella que indica que sólo es bueno cuando hay un orgasmo (aún cuando no se haya disfrutado).

Es cierto que la mayoría de las estructuras y normas que maneja el ser humano fueron socialmente aprendidas y culturalmente transmitidas, pero tal vez sería más interesante para todos concebir al sexo como un momento realmente digno de carecer de reglas y totalmente dispuesto a ser libre y espontáneo.

Es cierto que la verdad puede resultar dolorosa y que una mentira puede ahorrar mucho dolor y molestias. Pero el hecho de fingir un orgasmo puede resultar peligroso dado que una mentira puede conducir a otra y a otra… Y de este modo, una persona se puede acostumbrar a no disfrutar del sexo como debiera.

Tal vez valga más la pena tratar de encontrar orgasmos verdaderos y no conformarse con los imaginarios y tranquilizadores.

Fuente:  blog.codeconutrilife.com

MHV


Estas son las primeras canciones de ‘Rock Band 4’
Famosos asistieron al estreno de “El mar de árboles” en el Festival de Cine de Cannes