Los beneficios de la poligamia

87803  POLIGAMIAEl sexo es siempre salvaje y apasionado, la confianza es indestructible y la comunicación es perfecta en una relación abierta

¿Qué es lo más importante en una relación amorosa? La confianza, el respeto, la comunicación efectiva, la honestidad… ¿Cuántas parejas convencionales (es decir, monógamas) cuentan incondicionalmente con estos “ingredientes” en su relación? El testimonio de una pareja polígama, publicada en The Hairpin, parece indicar que la clave de la felicidad absoluta está en la no-exclusividad sexual.

El (triste) recuerdo de la monogamia

“¡La monogamia me gustaba! En retrospectiva, creo que era cómodo no tener que discutir sentimientos complicados sobre tu relación y podemos disfrutar tranquilamente una unión amorosa al tiempo que minimizas los celos y la necesidad de ser territorial”, dice S., el hombre en la pareja.

“Desafortunadamente, en mi experiencia, la comodidad muchas veces se convierte en autocomplacencia. Y conforme la relación avanza, se vuelve infeliz en niveles casi imperceptibles. Esto me hacía llegar a un punto en que sentía que mi relación sólo continuaba por inercia.

Comenzaba a dar por hecho a mi pareja, ella me daba por hecho y todo se arruinaba. Creo que el ser exclusivos fue un factor decisivo en la forma en que las cosas se desarrollaron. Recuerdo mi última relación y no puedo creer lo poco comunicativo que era. Lo que más me importaba era evitar los conflictos, nunca parecer demasiado ‘necesitado’ o ‘de alto mantenimiento’.”

El feliz presente polígamo

“Una relación abierta no puede sobrevivir sin hablar sobre tus sentimientos con libertad y frecuencia, así que te ‘obliga’ a hablar, hablar y hablar”, comenta W., la mujer en la pareja.

“Hablar se vuelve cada vez más fácil y tú eres cada vez más feliz con las bases emocionales tan sólidas que estás creando con tu pareja.” Esto tiene consecuencias en la vida sexual, según W.: “Todo el tiempo tenemos sexo como las parejas normales cuando se ven después de una larga separación.”

“La primera vez que tuve sexo con alguien fuera de nuestra pareja, W. me parecía irresistible(…), quería reafirmarle el amor que siento por ella. Fue increíble, como tener sexo después de una pelea, sólo que sin pelear”, reconoce S.

¿Cuánto durará la perfección?

S. y W. están muy conscientes de que lo que hacen “es sólo un juego en realidad” (según W.) y ninguno de los dos puede asegurar que su “acuerdo” vaya a durar por siempre. “Hemos hablado sobre la posibilidad de eventualmente ser monógamos, pero ninguno de los dos se siente preparado”, comenta W.

“Tal vez un día decidiremos que nuestra aventura ha cambiado y que ya no incluye tener sexo con otras personas. Pero por ahora, ésta es la aventura en la que estamos y, aunque sólo puedo hablar por mí misma, es la mejor aventura de mi vida.”

¿Qué piensas sobre las relaciones abiertas? ¿Has tenido una? ¿La tendrías?

ESMAS

Búsquedas referente al tema: poligamia en venezuela, la poligamia en venezuela


Dime que ves (FOTO)
Libros, (FOTO)