Seguir a @difusionlibre

Estilos de vida saludables: cómo influyen en la sexualidad

Hay etapas en la vida de una mujer que pueden afectar su sexualidad. Factores endógenos por cambios hormonales como en el post parto y el climaterio pueden afectarla. Pero factores externos, como situaciones de estrés, exceso de trabajo, falta de sueño y sedentarismo también puede afectar la vida sexual.

El postparto puede ser un período difícil para la pareja con relación a la sexualidad, se requiere de comprensión mutua y de realizar algunos ajustes. En esta etapa las mujeres experimentamos una disminución del deseo sexual causada por factores como el cansancio, depresión, atención focalizada en el recién nacido, cambios hormonales, temor al dolor y sentimiento de que el cuerpo es poco atractivo.

Entre un 30 y un 50% de las mujeres en etapa de climaterio, que inicia aproximadamente a los 45 años, presentan algún tipo de disfunción sexual y la mayoría de veces puede ser corregida. La disfunción sexual presente en esta etapa no solo obedece a factores endocrinos por la disminución de la producción de hormonas, sino que también esta relacionada con factores psicológicos y sociales.

El estrés y el estilo de vida actual pueden influir en la sexualidad.  Exceso de trabajo, crisis familiares, falta de sueño, baja autoestima, el sedentarismo, desorden en las comidas, comer mal, falta de agua puede disminuir el deseo sexual y la libido.

Ahora bien, te quiero explicar que la salud no solo se encuentra en la forma como nos alimentamos o si realizamos ejercicio. La salud se encuentra cuando logramos un bienestar físico, mental y social y la sexualidad hace parte de estos tres aspectos. Por esta razón les voy a describir algunas recomendaciones que pueden ayudarnos a mejorar nuestra sexualidad.

La alimentación es un factor primordial. Dietas que contienen muy pocas calorías, que no tienen un balance adecuado de nutrientes, con un bajo aporte de fibra pueden alterar el deseo sexual. Una inadecuada hidratación, la falta de vitaminas y ácidos grasos esenciales puede favorecer la resequedad de las mucosas, en este caso se puede presentar  resequedad vaginal.

Te invito a revisar cómo esta tu alimentación y a realizar los cambios necesarios: realiza planes de alimentación que aporten las calorías que necesitas, que te ofrezca los nutrientes necesarios de acuerdo a la etapa de vida que te encuentres, especialmente en la etapa de lactancia y climaterio y que se adapte a tu condición de salud.

Consume alimentos naturales, con pocos condimentos y muchas especias, incluye muchas frutas, verduras, cereales con grano entero y aceites vegetales como el de canola y oliva. Hidrátate bien, toma 6 a 8 vasos de agua. Nunca dejes pasar más de tres horas sin ingerir alimentos y debes consumir proteínas y carbohidratos, estos últimos con índice glicémico bajo. Lo ideal es comer entre 5 o 6 comidas al día  en pequeñas cantidades y variadas. Como dice el doctor Santiago Rojas en su libro Desestrésate: “las dietas con ayunos largos no regulados y muy poca comida no son saludables y aumentan el distrés …”

También existe evidencia científica que el ejercicio mejora la sexualidad en la mujer. Un estudio realizado en Turquía por el doctor Omer Faruk Karatas, de la Universidad Faith, en Ankara, destacó que practicar ejercicio de forma regular puede contribuir, y mucho, a mejorar el flujo sanguíneo y potenciar así la función sexual femenina. Otros beneficios de la actividad física; aparte de los beneficios de salud, son reducir la depresión, mejorar la calidad del sueño, y liberar endorfinas que mejoran el deseo sexual.

Cuidar el cuerpo, mantener el peso saludable, cuidarse, hacer relajación, yoga, pilates, tener actitudes positivas, y un equilibrio espiritual también puede influir positivamente en la sexualidad. El descanso reparador es importante para quitar la fatiga y el agotamiento causados por el esfuerzo físico y mental. Debes programar entre 6 y 8 horas de sueño nocturno.

Para terminar, te quiero recordar que si llevas una alimentación saludable, realizas ejercicio, te hidratas adecuadamente y estás libres de estrés, puedes mejorar tu sexualidad, y para tener una salud sexual plena debes contar con seguridad, autoestima y un desarrollo personal adecuado.

Revista Fucsia

Búsquedas referente al tema: como influye los estilos de vida saludable en la salud


Centauro Edgar Gallipoli sufrió fractura en entrenamientos en España
Trollen pidiendo dinero (MEMES)