Seguir a @difusionlibre

Cómo usar el retinol para las arrugas – ¡luce una piel más joven! (+Belleza)

El retinol es un ingrediente que forma parte de muchas de las cremas indicadas para tratar el acné y para frenar el envejecimiento de la piel, previniendo y minimizando tanto las arrugas como las manchas. Vamos a detallar, a continuación, cuáles son los principales beneficios del retinol para la piel y de qué forma actúa sobre la piel:

  • Su peso molecular es muy ligero, lo cual le permite penetrar en la piel llegando hasta las capas más profundas de la misma.
  • Estimula la producción de colágeno y elastina, las cuales son las proteínas esenciales que permiten que la piel se mantenga joven, flexible y elástica.
  • Favorece el proceso de renovación de las células, ayudando así a eliminar todas las células muertas y contribuyendo a la aparición de capas de piel nuevas, más sanas y con muchísima más luminosidad.
  • Tiene la capacidad de regular el proceso de queratinización, lo cual ayuda a mantener la piel suave.
  • Aumenta la hidratación de la piel.
  • Contribuye a que los poros se cierren y regula la producción de sebo, lo cual es ideal para las pieles grasas.
  • Tiene propiedades antioxidantes muy potentes, por lo que combate eficazmente los radicales libres y, por consiguiente, previene el estrés oxidativo, combate el fotoenvejecimiento, así como las líneas de expresión y las arrugas más profundas.
  • Es excelente como tratamiento antiacné, ya que reduce todas las imperfecciones, alisa la pie, previene la aparición de nuevos granos y reduce la visibilidad de las marcas de acné en la tez.

Una de las formas más seguras de usar el retinol para las arrugas y para lucir una piel rejuvenecida y radiante es hacer uso de alguna crema con retinol. De hecho, este ingrediente es uno de los más empleados en la industria cosmética para elaborar tratamientos antiedad y antiarrugas, pues, como ya hemos comentado, además de promover el correcto funcionamiento de la piel, previene el envejecimiento y actúa directamente en las capas más internas para renovarla y rejuvenecerla desde el interior.

En el mercado, puedes encontrar muchísimas cremas que contienen retinol, pero según los dermatólogos, es recomendable que antes de adquirir una loción, te asegures de cuál es la concentración de retinol que contiene y que elijas una que, además, se adecue a tu tipo de piel, es decir, que especifique si es apta para piel seca, piel mixta o grasa, piel sensible, etc. La cuestión de la concentración de retinol es importante, ya que las fórmulas con concentraciones muy elevadas pueden llegar a irritar la piel y no deberían utilizarse sin supervisión médica.

Antes de empezar a usar retinol en la piel para combatir las arrugas en la cara, es muy importante tener en cuenta algunas recomendaciones indicadas por los dermatólogos y expertos en cosmética para obtener buenos resultados y no causar daños en la piel. Veamos, a continuación, cuáles son todas esas recomendaciones a seguir:

  • No es aconsejable usar el retinol en la piel sin antes saber cuál es la dosis recomendada o con qué productos no conviene mezclarlo.
  • Como medida de seguridad, es importante utilizarlo de forma progresiva, es decir, optar por concentraciones bajas en un inicio y luego ir aumentando poco a poco una vez la piel se haya acostumbrado y no presente daños.
  • Son preferibles las fórmulas que combinan el retinol con componentes humectantes, ya que de esta forma la piel no se deshidrata y se favorece la retención de la humedad en la misma.
  • Se debe aplicar poca cantidad de producto sobre la piel, procurando no sobrepasar el tamaño de un guisante.
  • La frecuencia también es importante a la hora de usar el retinol para las arrugas, lo mejor es aplicarlos unos 2 días por semana de manera espaciada, por ejemplo el lunes y el viernes.
  • Cuando se aplica retinol en la cara, es esencial combinarlo con una limpieza facial que sea suave. Se recomiendan geles faciales que cuenten con componentes hidratantes y calmantes un buen ejemplo de ello podría ser la avena.
  • Después de limpiar la cara, es conveniente esperar unos 10 minutos antes de aplicar el retinol.
  • Es preferible usarlo de noche, pues actúa mejor y combate la flacidez, y durante el día, es necesario proteger la piel con una crema solar facial de factor elevado para evitar irritaciones. Esto se debe a que el retinol hace la piel sensible a la luz, por lo que si no se protege adecuadamente, se podrían producir quemaduras o manchas.
  • Se debe evitar que entre en contacto con los ojos, pero se puede usar como loción antiedad también en el contorno de ojos para reducir las arrugas y los pliegues de esa zona.

Una vez conocidos los beneficios del retinol para la piel y las recomendaciones de uso, también es importante saber cuáles son sus efectos secundarios y contraindicaciones para evitar daños severos en la piel:

  • Cuando se utiliza en concentraciones muy elevadas, puede llegar a provocar picor, descamación, sequedad, tirantes, quemaduras, etc.
  • Aunque lo pueden usar todas las pieles, aquellas más sensibles deben empezar a utilizar concentraciones muy bajas y evitar su uso si aparecen signos de irritación.
  • Puede ocasionar la aparición de manchas en el rostro si la piel se expone al sol durante la aplicación.
  • No es conveniente utilizarlo durante el embarazo o el período de lactancia.
  • Tampoco se aconseja usar retinol en la piel si se está bajo un tratamiento dermatológico contra el acné, ya que estos suelen contener ácido glicólico, ácido salicílico o AHA y la combinación puede afectar a los resultados y provocar una mayor irritación, rojeces e incluso quemaduras.


Logran desarrollar enzima para sintetizar azúcares y carbohidratos
Esta famosa blogger fitness murió luego de intentar servir crema batida