Seguir a @difusionlibre

Cómo hacer un limpiador de brochas casero (+Belleza)

¿Sabías que limpiar las brochas de maquillaje a menudo es muy importante para la salud y la belleza de tu piel? Este simple gesto puede ayudarte a evitar muchas afecciones cutáneas y a lucir siempre un rostro impecable, radiante y perfectamente maquillado. Toma nota de cuáles pueden ser las consecuencias de no lavar las brochas y los pinceles con los que te maquillas a diario:

  • Irritación de la piel: a medida que los productos de maquillaje se van acumulando en las cerdas de las brochas, estas se vuelven mucho más ásperas y apelmazadas, lo que puede provocar irritación y enrojecimiento en la piel de la cara.
  • Acné permanente: la falta de limpieza hará que las bacterias sobrevivan en las cerdas de las brochas y que vuelvan a infectar la piel del rostro, dando lugar a la aparición de nuevas impurezas y al empeoramiento de las ya existentes.
  • Mala aplicación del maquillaje: unos pinceles sucios no aplicarán bien el maquillaje y harán que este se vea desequilibrado y que el rostro no quede bien cubierto ni con un tono unificado. En el siguiente artículo puedes ver Cómo aplicar el maquillaje con brocha.
  • Pueden cambiar el color del maquillaje: la mezcla de los restos de varios productos de maquillaje en las cerdas de las brochas puede provocar que los cosméticos que apliquemos en el rostro no tengan la tonalidad que esperamos.
  • Vida útil muy corta: cuando no se mantienen limpias, las brochas duran mucho menos tiempo, aunque estas sean de muy buena calidad. Su limpieza es esencial para prolongar su vida útil.

¿Convencida? No esperes más y a partir de ahora dedica unos minutos de tu tiempo a la higiene de tus brochas y pinceles de maquillaje habituales, así podrás mantenerlos en perfectas condiciones por mucho más tiempo y tu piel te lo agradecerá enormemente.

Y una de las formas más rápidas y efectivas de llevar a cabo esta tarea es haciendo tu propio limpiador de brochas casero, con unos sencillos ingredientes y materiales lo tendrás listo en muy pocos minutos y podrás usarlo siempre que quieras. En primer lugar, debes reunir lo siguiente:

  • 16 cucharadas soperas de agua destilada, más o menos lo equivalente a unos 160 ml. Es importante que el tipo de agua que utilices sea destilada, ya que es la mejor opción para evitar la proliferación de bacterias.
  • 4 cucharadas soperas de alcohol de 70º. Este producto te servirá para desinfectar por completo los pinceles y acabar con todos los gérmenes que hayan podido quedar alojados en las cerdas de los mismos.
  • 1 cucharada sopera de champú neutro o para bebés. Es el más indicado para no dañar el pelo de las brochas y para acabar con todos los restos de maquillaje, incluidos los de los cosméticos en polvo.
  • 1 cucharada sopera de acondicionador. Este producto dejará el pelo de las brochas mucho más suave y perfecto para un nuevo uso.
  • un frasco con spray en el que realizarás la mezcla, de unos 250 ml de capacidad, aproximadamente.
  • un embudo.
  • una cuchara.

Preparación

Una vez hayas reunido todo lo necesario, los pasos a seguir para hacer un limpiador de brochas de maquillaje son los siguientes:

  1. Agrega el agua destilada en el frasco hasta llenar unas 3/4 partes del mismo. Usa un embudo para hacerlo con precisión y no derramar nada.
  2. Luego, añade el alcohol.
  3. Con una cuchara, agrega primero el champú y luego el acondicionador. Te recomendamos que si vas a limpiar las brochas con las que aplicas productos más grasos o fluidos, como es el caso de las bases, los correctores, las sombras o rubores en crema, etc., que añadas lavavajillas en lugar de champú neutro para quitar mejor todos los restos de este tipo de cosméticos.
  4. Cierra bien el frasco y agítalo de forma enérgica para que todos los ingredientes se mezclen e integren por completo. ¡Listo!

Cuando ya esté listo tu limpiador de brochas diario casero, es importante que lo utilices correctamente para que todos tus pinceles queden como nuevos. Es muy sencillo, tan solo tienes que poner en práctica los siguientes pasos de utilización:

  1. Coloca la brocha en posición horizontal sobre una servilleta de papel o un disco grande de algodón.
  2. Vierte sobre el pelo de la brocha un poco del limpiador preparado.
  3. Limpia la brocha dando pinceladas sobre el papel hasta que veas que ya no quedan restos de maquillaje en el pelo.
  4. Repite esta operación con todos los pinceles que quieras limpiar.
  5. Para que se sequen bien, colócalas de forma horizontal sobre una toalla seca, procurando que no se toquen entre ellas y deja secar al aire.

¿Cuándo limpiar las brochas de maquillaje?

Lo más recomendable para proteger la piel y lucir un maquillaje siempre bonito es que las brochas se laven una vez a la semana de manera profunda, especialmente si se usan a diario. Ahora bien, en aquellos casos, en los que su uso es puntual, puede hacerse una limpieza profunda de estas herramientas una vez cada dos semanas.

No obstante, este limpiador es de uso diario, pues es una loción que va muy bien para eliminar todos los residuos y gérmenes de manera rápida antes de cada uso.

Además, te recomendamos que consultes los consejos que te damos en el artículo Cómo cuidar las brochas de maquillaje.


Signal, una de las apps de videollamadas más seguras del mundo, ya al alcance de todos
¡Alerta hot! Megan Fox se quita la ropa y muestra sus curvas a 7 meses de haber dado a luz (Fotos + Video)