Bienvenidas las melenas multicolor


Las cabelleras en tonos pasteles o chillones están de moda entre las celebridades pop. En Venezuela, ya muchas empiezan a perder la cabeza por esta tendencia que rinde tributo al arcoíris e invoca la rebeldía juvenil. El estilista Miguel Galeno hace recomendaciones sobre cómo lucirlo.

81165  montajcabellomulticolor

¿Quién dijo que el cabello tenía que ser monocromático? Teñirse el pelo de varios colores a la vez está de moda. Foto: Archivo

Llamar la atención es una de las máximas del entretenimiento y, para algunos, también de la vida. Quizás por eso las estrellas de la música juvenil internacional están cambiando la uniformidad del rubio, el castaño o el negro por las pinceladas en tonos pasteles o vivos, no sólo en su ropa, sus uñas o maquillaje, sino en las hebras de su cabello.

Lo han hecho artistas como Pink, Lady Gaga, Katy Perry, Avril Lavigne, Rihanna y más recientemente la rapera Nicki Minaj, quienes en conciertos y entregas de premios o en editoriales de revistas aparecen una y otra vez con sus melenas teñidas de verde, fucsia y hasta en plata, levantando polvo en el mundo del fashion y obligando a los fabricantes de tintes a producir en masa estos colores, para satisfacer la demanda de inquietas fanáticas seducidas por el look de sus heroínas musicales.

Pero en el showbiz no todas se han ido a los extremos. Algunas más recatadas prefieren combinar su color natural con reflejos o mechas en tonos alegres, pero colocados solo en algunas partes de su cabello. A Selena Gómez, la estrella de Disney Channel, se le ha visto en varios eventos con bucles pintados de morado o azul eléctrico en las puntas de su melena castaña, razón suficiente para que no pocas púberes comiencen a pedir el permiso a sus madres y cometan la travesura adolescente de intervenir su cabellera de modo tan “inusual”.

“Pintarse el cabello entero de colores locos estuvo muy de moda en Caracas en los años 90 cuando hacía furor la estética ‘rave’ -dice Migue Galeano, estilista profesional con 18 años de experiencia. Yo mismo lo hice un tiempo de color zanahoria y era sensacional. El asunto fue mermando y aunque comienza a sentirse nuevamente, no muchas se atreven a teñirse de manera tan radical, porque el asunto no es muy funcional. A menos que seas una joven estudiante que ande en la nota rebelde o trabajes en un ambiente relajado de diseño o arte, es difícil que en una oficina consigas trabajo de abogado o de administrador con semejante estilo en tu cabeza. Si tu vida exige formalidad en la apariencia, no debes usar este look. Claro. Hay señoras con personalidad como la mamá de Miguel Bosé, que lleva su cabello de azul. Y no le queda nada mal”.

Galeano asegura que el estilo multicolor se está imponiendo con fuerza en los salones de belleza caraqueños y que por lo menos una vez al día hace un trabajo de este tipo, aunque aclara que la tendencia es más hacia lo comedido. “Algunas clientas piden tres mechones en rojo, amarillo o azul, se pintan solo la pollina de un color distinto o se tiñen en degradé de la mitad de su melena hacia las puntas, tratando de que las puntas tengan el tono más claro. Esto es más discreto y sencillo de lograr. Hay productos que te permiten hacer una degradación tornasolada del propio color de tu cabello, lo que funciona como un detalle original. Lo bueno de esta opción es que es más universal y la gente la digiere mejor. No solo pueden llevarla las muchachitas sino cualquier mujer adulta que desee verse distinta sin que la vayan a botar del trabajo (risas)”.

Ya en el pasado, las mechas de colores “alocados” han sido parte de las armas de atracción de muchos artistas para venderse como rebeldes que viven a contracorriente. A mediados de los años ochenta, cantantes entonces juveniles como Cindy Lauper o Madonna enloquecían a los estilistas del mundo con sus looks poco convencionales. Lauper, por ejemplo, impuso el cabello corto y degrafilado con reflejos que iban del rojo al azul o del dorado al plata, mientras Madonna hizo lo propio con sus “permanentes” de mechas amarillas y a veces rosadas con las raíces negras y “al descuido”.

Así que no crea que alucina si en las aceras o las estaciones del Metro comienza a tropezarse con una invasión de cabelleras multicolor: son ejércitos de mujeres tratando de alcanzar el arcoiris, no en el horizonte, sino en sus melenas.

Cómo conseguir y cuidar el look

Si ya decidió  vestir su melena de colores, siga estos consejos. Tenga en cuenta que el procedimiento puede llevar al estilista por lo menos una hora y media puede costarle entre 400 y 600 bolívares, dependiendo de la peluquería y del largo del cabello.

1.- Primero hay que decolorar totalmente el área del cabello sobre la que se va a trabajar. Mientras más blanco quede más fidelidad logrará en el tono que se desea. “Si el cabello no está totalmente blanco sino amarillo y le pones un azul, se verá verde y será un desastre total”. Una advertencia: Ni se les ocurra decolorarse en casa. “El peróxido o agua oxigenada es un químico que tiene que ser usado por especialistas y colocarse por un tiempo preciso. Si se deja por más, el cabello se quema, se desriza y se cae”, dice el estilista Migue Galeano.

2.- Una vez decolorado, hay que usar un tinte hecho con pigmentos naturales. “Si el cabello está bien decolorado, colocar el tinte es sencillo porque rápidamente el color prende. Lo bueno es que estos pigmentos son naturales y no le causan ningún daño. Lo malo es que no es fácil conseguirlos por el problema de los dólares. Las casas grandes de tintes ya no los traen porque se abocan a los que tienen más demandas. Sin embargo, en algunas tiendas de Plaza Las Américas se consiguen”.

3.- Tenga en cuenta que este look dura mucho menos que el se logra con un tinte normal. “Como es vegetal, después de ocho a 12 lavadas se empieza a perder la fidelidad del tono que se tenía versus las 16 a 24 lavadas que resiste uno tradicional. Sin embargo, la ventaja es que si deseas mantenerlo no hay necesidad de volver a decolorar sino simplemente aplicar el tinte sobre el área y eso sí puedes hacerlo tú misma en casa. Eso sí, la raíz de cabello te quedará negra y sobre ella no debes poner tinte porque no ha sido decolorada”.

4.- Aplique champú, acondicionadores y cremas especialmente diseñados para cabellos teñidos o decolorados. “Se trata de un cabello muy sensible que si no se cuida se quiebra. Además, no debes exponerlo a ambientes extremos como el sol, la playa o la piscina, porque corres el riesgo de dejar una estela de color en el agua y perder todo el esfuerzo. Los tintes vegetales son muy frágiles y el salitre y el cloro pueden tumbar el tinte”.

Coordenadas:

Peluquería Backstage

Las Mercedes, Caracas

Fuente: estampas

Búsquedas referente al tema: katy perry tuvo un descuido con su vestido cortísimo


Estudio revela edad en que mujeres sienten más confianza en sí mismas
LG anuncia servicio de streaming para telefonos, PCs y televisores