Una prostituta cuyo nombre no fue identificado relató al New York Times detalles de la noche de fiesta que ha puesto en jaque al Servicio Secreto de los Estados Unidos. La mujer, quien aseguró que brinda sus servicios como ‘scort’ o dama de compañía por un monto de 800 dólares por noche, fue expulsada de la habitación