Halloween ya está aquí. En 15 días la gente saldrá a la calle con sus mejores disfraces y yo no quiero que me pille de improvisto. Aunque no soy muy dada a disfrazarme y a pintarme la cara de manera monstruosa, siempre podemos optar por pequeños detalles que nos den ese toque necesario. Y